jueves, 27 de diciembre de 2007

ARBOLÉ TEATRO


ARBOLÉ VUELVE POR NAVIDAD VI FESTIVAL DE TEATRO PARA NIÑOS Y NIÑAS

Un año más, Teatro Arbolé vuelve a subir el telón de la ilusión en Navidad. Esta VI edición del Festival Internacional de Teatro para Niños y Niñas, es la última que se celebra en la pequeña sala del barrio zaragozano del Actur ya que en octubre de 2008 inaugurará su Nuevo Teatro en el Parque Luis Buñuel. Desde el día 22 al 30 de diciembre este escenario acogerá siete espectáculos de gran calidad en el mundo de los títeres y marionetas, a cargo de excelentes compañías nacionales e internacionales: música, actores, títeres y titiriteros de mundos de acá y de allá, procedentes de México, Argentina, Inglaterra, Aragón, Madrid, País Vasco... Todas ellas unidas bajo el lenguaje universal del títere y con un mismo propósito: hacer posible que un sueño, una idea, una historia de muñecos se convierta en un maravilloso espectáculo para todos los públicos, especialmente para los que tienen la mirada de un niño.



domingo, 23 de diciembre de 2007

SOUL


SOUL


Es la angustia paramórfica, en cada recodo ruinoso de los sitios perdidos entre concebidas magnitudes, estampadas en recargados calendarios apostillados, que año tras año protegen el mismo trozo de blanco con imagen de secas orillas orinadas sobre la pared superviviente a todos nosotros, la que le convierte en el vehemente imaginador de sagrados sacrificios de contrición con apariencia de profana confesión muda.

En la melindrería de sus modos, circunspección de prudencia moderada, la manera particular de expresar la significación del verbo superpuesto, con apariencia de cortés urbanidad en los capiteles con motivos de grosellas rojas de un templo erigido como morada para un culto más allá de toda divinidad, inaccesible para el resto de “fieles”, enmascaraba la auténtica herencia de una vida asimilada a la suya, una aprehensión desestabilizada por la desaparición de uno de los dadores que ahora sobrelleva nuestro protagonista tras la opaca celosía de la discriminación auto impuesta.

Tal era la dimensión de su autodestructiva devoción que cualquier formato físico mudó en pensamiento y cada pensamiento en uno sólo.

La implosión de todo lo medible en un único concepto hacia la custodia que, como objeto sacramental, era ungida con su propia sangre - culpable - no vertida en ofrenda debida, destruyó la totalidad que lo circundaba y continuó con sus ojos, sus extremidades, su sexo... hasta que finalmente terminó consumiéndole a él mismo, enferma esencia aletargada.

Más bien desapareció o transmutó como efecto de la conversión de estado de la causa adquirida en la profesión de los condenados a la involuntaria disolución de dos almas nacidas en el mismo embrión de la eternidad.

Así fue y así quedó recogido en el obituario, tutelado por algo más incomprensible que la propia existencia de este libro, donde aparece, con letras bordadas a mano con hilo de oro, señalada con una cinta color magenta, la partida de nuestro personaje.

Yo, simplemente, lo he narrado para la absurda comprensión de quien lo lea.


Nacho Hevia

viernes, 21 de diciembre de 2007

CARICATURISTAS

Tres caricaturistas corrosivos

William Hogarth fue un moralista genial; George Grosz, un demonio satírico, y Luís Bagaria, un irónico brutal. Los tres ilustres caricaturistas comparten una muestra en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (Valencia).

Lluís Bagaria

Lluís Bagaria (Barcelona, 1882-La Habana, 1940) cultivó un trazo modernista que desembocó en un formalismo cubista. Sus dardos eran cargas de agresividad.



George Grosz

George Grosz (Berlín, 1893-1959) se convirtió en un azote de la clase política y de la corrupción de la Alemania de entreguerras y de la ascensión del nazismo. El reich lo 'recompensó' incluyéndolo en la lista de autores degenerados.

Grosz no calló su ataque frontal contra el régimen nazi. Caricaturizó a sus miembros hasta reducirlos a un pavoroso ridículo.


Hogarth

Hogarth (1697-1764), fue el creador del géreno 'modern moral subjects', estampas en las que criticaba la vanidad de las clases dominantes, el patriotismo y el sistema político.

Desde las corrupción de instituciones judiciales hasta el afrancesamiento de las costumbres. Hogarth satirizó con exhaustividad las lacras de su época.

lunes, 17 de diciembre de 2007

Lloviendo...


lloviendo

lloviendo

llueven

los restos de

mil espejos rotos

que reflejaran

otrora

galerías de recuerdos

Nacho Hevia

miércoles, 12 de diciembre de 2007



...todo pasa... ...mis recuerdos son como una madeja de lana... ...hay imágenes que me vienen y retengo, que vuelven a mí como la proyección de una película, de principio a fin... pero son los hilos sueltos... los interiores no los alcanzo hasta que el zarpazo de un gato, a veces juguetón, otras con cariño agresivo, los extrae dejándolos como una cabellera de medusa...

VANITAS




"VANITAS"

Vanitas vanitatum omnia vanitas
(vanidad de vanidades, todo es vanidad).

La galería Pepe Cobo (Madrid) acoge desde el 13 de diciembre la exposición 'Vanitas', una selección de la obra fotográfica de Robert Mapplethorpe (Nueva York, 1946-Boston, 1989), el fotógrafo maldito convertido en símbolo de la revolución homosexual de los setenta y ochenta neoyorquinos.

Pepe Cobo, representante de la obra de Mapplethorpe en España, inaugura el próximo jueves en Madrid -se podrá ver hasta finales de enero- una exposición de 36 obras cedidas por la fundación que gestiona el patrimonio del artista, que pretenden ofrecer una "percepción más rica y compleja de su trabajo".


Las fotos de la muestra fueron realizadas en la década de los ochenta, pero permiten apreciar cómo, independientemente del objeto, el artista persiguió, desde sus inicios hasta su
muerte, una estética formal depurada. "En ella descuellan unas composiciones armónicas y equilibradas, un ideal simétrico basado en la simplicidad de formas y en el juego sutil entre luz y sombra, en donde se privilegia la frontalidad que también transmite cierta intemporalidad", afirma el crítico de arte Juan Vicente Aliaga en el catálogo de la muestra. "Llevo en la cabeza la simetría. Ha arraigado en mí. Creo que me viene de la Iglesia católica: he tenido una educación católica", reconocía el propio artista en una información publicada en el Time Out de Londres el 3 de noviembre de 1983.





viernes, 7 de diciembre de 2007

- ...

- te dije que estaría

- y estás

- si, acaso, quieres que esté...

- y quiero

- ...

- siempre?

- hasta que tú me digas

- a pesar de mí?

- precisamente por ti

- y si me confundo?

- no seré yo quien dé sentido a tu babel

- ...

- ...

- y mientas tanto...tú?

- aquí estaré

- ...por qué...?

- porque confío en ti

- en mí?

- en ti más que en mí...



Nacho Hevia

miércoles, 5 de diciembre de 2007

simiente de ecos...

...no, hermano. Mi gesto y palabra hacen ya de mí un ser inmortal. Yo no estaré... será muy fácil desaparecer de vuestros muebles, vuestras calles... de vuestras frases, incluso. Seré un elemento ausente en vuestras vidas, pero siempre, siempre, me recordaréis. Imposible el olvido. Cuando parta, porque siempre tengo a dónde ir, eclosionaré en una nube de semillas con simiente de ecos que tornarán con la leve vibración de un susurro, de uno sólo de tus pasos. Por eso, escúchame bien, nunca podremos deshacernos el uno del otro...



Nacho Hevia

lunes, 3 de diciembre de 2007

CASTILLO DE NAIPES



Castillo de naipes




El padre llamó al benjamín de sus hijos, de diez años, con su voz sonora y grave, la cual le indicaba -ya que, a pesar de su corta edad, había cultivado el estudio de distinguir los motivos de uno u otro tono que las cuerdas vocales y la impostación eran capaces de producir- la causa de su requerimiento: aquella tarde aprendería algo.

Triscando, con la ligereza que sólo un niño puede tener en la carrera de ir andando con zancadas impulsadas por suaves y rítmicos saltos, el muchachito de, hasta entonces, breve vida llegó al salón de la ruidosa casa familiar donde le esperaba su padre sentado en la silla que presidía la mesa que hacía las veces de comedor, de expositora de una galería de fotos de comunión * {idénticas, salvo el sujeto fotografiado en cuestión, a las exhibidas en los escaparates de las tiendas de revelado de su barrio donde lo mismo te retrataban en una instantánea rectangular del tamaño de la mitad de un folio, el busto doce veces [seis, medida carné; tres, un poco más grandes; dos, el doble de las anteriores; y una que entraba con dificultad en cualquiera de los escasísimos plásticos del álbum de bolsillo, de horrorosos motivos fotográficos en sus tapas (dícese de una o varias chicas en bikini – a ser posible un diseño de más de diez años - con el pelo cardado tan llamativo como el balón de playa que llevan en sus manos), que te regalaban al retirar el encargo que (no como ahora – hay que ver cómo avanza esta industria – que en una hora tienes todos tus carretes revelados incluidas ampliaciones) había que ir a recoger a los tres días como mínimo de su entrega] que con la misma pose, tan exagerada como cutre, de la hija del dueño con las mismas aspiraciones a modelo que la chica en bikini de los álbumes de su papá que, orgulloso mostraba (más por su trabajo que por su modesta adolescente) tras los cristales para el asombro de los viandantes como el joven protagonista} o de improvisado pupitre múltiple para la numerosa caterva que formaba su prole.

Instantes antes estaba desayunando su enorme tazón diario de leche en el que sumergía durante largos minutos sándwiches de galletas untadas con mantequilla que con dificultad escondían la cucharilla y media de mermelada de arándanos, que tanto le agradaba, que se escapaba (arriesgando la pulcritud que puede tener un afrutado estampado mantel de hule heredado con anterioridad a la fecha de cualquier partida de nacimiento de sus hermanos) en forma de obuses de churretes amenazadores de la láctea lona blanca y líquida que guarecía en su interior los descompuestos restos de tan dulce creación alimenticia y kilo-calórica que tenía su reflejo en los gelatinosos e incipientes michelines laterales que asomaban por encima de la goma de sus calzoncillos, castrense uniforme del hogar para disgusto de su progenitora.

En sus manos aún atesoraba el nuevo surtido de soldaditos de plástico que su madre le compró la tarde anterior en lo que, para él, era el más sorprendente (por lo profuso y variado de las existencias del muestrario) comercio – el kiosco, digno representante y moderno sucesor artístico del horror vacui -, tras optar entre éstos, tres canicas, dos paquetes de cromos para adquirir el, quizá inexistente, número setenta y nueve de “Monstruos monstruosos” o un helado de leche (“ya sabes que los polos son todo hielo y vienen muy mal para la garganta”; pero ¿acaso no era suficiente con la ingesta del casi medio litro de las mañanas?... ay!... el bienestar físico por el que sus padres se afanaban para sus retoños lo juzgaba un “pelín” exagerado).

Así que al presentarse ante la figura paterna con las veinte recientes incorporaciones de un centímetro procedentes de la real guardia francesa prerrevolucionaria que esperaba con nerviosismo una inusual batalla contra los siux antes de la comida y al no hallar bolsillos en la amarilleada muda los dejó caer con cuidadoso celo en el decorativo cenicero de la mesita supletoria (en cuyo interior ocho botellas, uniformemente cubiertas de polvo, y una miscelánea de copas granjeadas con cientonosécuántas tapas de yogures daban cuerpo al mini-bar) ocultando el, supuestamente pintado a mano (supuesto porque en la tienda le simulaba milimétricamente idéntico al resto de ceniceros) lema de cualquier souvenir: “Recuerdo de...”; en este caso “... de Rascafría”.

Mientras se recreaba en la distribución de sus pequeñas figuritas su padre retiró el tapete rojo de burletes blancos e hilos guindados que formaran bolillas caprichosas en poco más o menos toda la superficie de su área, como a base de arañazos de un gato que se enredase tenazmente con sus uñas sin limar, y viendo, con impaciencia, el deleite del crío en la imposible tarea de ordenar tal batallón de juguete en el interior del “dichoso cenicero” **, aguantando el deseo de gritar el nombre de su chiquillo para que le prestara la atención que necesitaba el motivo por el que había arrancado, con voz de mando, a su hijo de cualquiera de los sorpresivos planes (que apuntara en la agenda de una memoria que fácilmente se olvida en el infantil trasiego diario de un niño) sobrevenidos e ideados durante el primer orín de la mañana ***, y tal como le había sugerido su esposa, con delicadeza, acomodó al infante en la silla de su lado derecho. Inmediatamente su hijo le preguntó qué era lo que pasaba.

Su padre, sacando del bolsillo del pecho de la parte superior de su pijama un juego de cartas sujetas con varias vueltas de una goma elástica debilitada por el paso de varios calendarios y con un principio de derretimiento que la adhiere al mismo por la acción prolongada del Lorenzo, le contestó que, irrumpiendo en el cuarto de los niños, había tropezado con una caja de zapatos (la versión de una caja fuerte para un párvulo) y al dar ésta un molinete sobre sí misma a impulso del puntapié dejó caer, desparramándose por el suelo, entre una docena de piezas sueltas de puzzle en las que se entrevé un conjunto de vacas risueñas con la estampa de dibujo animado, una medalla de consolación del último torneo deportivo escolar, una bola de billar con el número tres y unas cuantas monedas de países extranjeros, la baraja que ahora asía entre sus manos.

Al padre se le antojó erigir con las cartas un castillo, un castillo de naipes y quería levantarlo con su “brujo”, inconsciente de que un sábado por la mañana, su enano, esperaba anhelante el reclamo de la llamada de su madre con los recados que (aún anotados en una cuartilla) no confiaba en que los obrase en su mayoría por lo atolondrado que podía llegar a ser, más aún si al salir de la panadería con las dos pistolas para la comida la dependienta le regalaba una remesa de colines.

Con todo, el niño se sentía muy dichoso, emoción que traslucía con una dilatada sonrisa que enarbolaba a cada lado de su cara unos redondos y formidables mofletes.

Hacía bastante que su padre no invitaba a sus hijos a que participaran en un juego; por lo normal era al revés, el grupo de infantes perseveraba, con exasperante pasión, en el contumaz reclamo de su intervención en los juegos, aunque fuera como lejano juez capaz de saber, desde el tresillo y mientras leía el periódico, los movimientos de las fichas de un parchís.

El chaval que, sin la ayuda de algún que otro cojín bajo sus posaderas malamente alcanzaba con dignidad una posición que le permitiera ser testigo de la original arquitectura, le iba ofreciendo a su padre los naipes que éste le demandaba, en tanto que escuchaba cómo le aconsejaba un infinitesimal margen de separación entre cada conjunto de cartas que formaban la primera base del castillo de figuras triangulares, así como la delicadeza con la que convenía descansar los techos que sirviesen de soporte para la siguiente serie de pares de cartas, sin olvidar que cada vez que se sube un nivel se resta un par de la sucesiva cadena para la obtención del apetecido diseño piramidal.

Explicado le parecía más complicado que probándolo en la aplicación de dicho sistema y si bien en otras ocasiones ya había probado a fabricar un castillo de naipes nunca lo había levantado con tantos pisos y aún menos con una resistencia tal que ni por el torpe traspié de sus rodillas contra las patas de la mesa la solidez de la acartonada fortaleza se veía mermada.

Con humildad tuvo que admitir (aunque con resquicios de orgullo y mentalmente) que las recomendaciones de su padre para el solaz entretenimiento (“y para casi todo lo demás”, pensó) eran muy valiosas por lo estricto: “disciplina, técnica y coraje” (palabras que durante el resto de su vida no olvidaría).

De este modo estuvieron montando la atalaya entre uno y otro por turnos pero habiendo ensamblado el penúltimo bloque con su respectivo techado únicamente restaba una carta.

Actuaba la vez del padre que, malhumorado, no hallaba la fórmula para coronar la fortificación y así concluir el juego. Con hosquedad acusó al desmandado orden de sus hijos el hecho de la falta de los naipes desaparecidos (“¡y tan sólo queda uno para terminar de armar la torreta final!”). Su hijo, con la cabeza gacha, escuchaba la perorata y como la monserga no terminaba a él sí que se le apuraba el cuello en la curvatura que hundía más y más su mirada bajo la mesa.

El irritado jugador abandonó a su “curro” prometiéndole otro castillo cuando encontraran la desaparecida pieza dejando al niño solo con la carta que carecía de su homóloga.

La atrapó con sus manos y dándole la vuelta al barroco reverso de dorados ornamentos con fondo grana advirtió que la figura de aquel naipe era el rey de copas y permaneció mirándolo inmutable hasta que, súbitamente le asaltó una magnífica idea.

Apresando con la mano derecha contra la tabla de la mesa la mitad de la carta con la izquierda llevó los bordes de la otra mitad hacia los simétricamente opuestos fijándolos en la doblez hecha. En esa posición y dejando libres sus manos más bien se asemejaba a un fuelle pero orientándola verticalmente había logrado fabricar la torre que laureaba el castillo.

Con chispeante agitación voceó a su padre, el cual, ajeno al griterío, no respondía a la aguda súplica. No por ello disgustado, dirigiendo su clamor de manera que le pudiera llegar a su padre la noticia, con tierna claridad y los ojos humedecidos por la excitación de haber resuelto con ingenio la traba de tan inconveniente contingencia, exclamó: “¡papá!, ¡papá!, ¡ven, mira!, ¡he solucionado el problema!, ¡lo he solucionado yo solo!, ¡el rey está dentro, protegido y nunca le podrá pasar nada malo!, ¡¿me escuchas?!, ¡el rey está dentro del castillo!”.




Nacho Hevia


* nostálgico apunte histórico con aplicaciones matemáticas

** Aclaración: las palabras entrecomilladas forman parte del pensamiento adulto que produce ver cómo un hijo pierde la cabeza entre las nubes después de haber comenzado a realizar una orden inicial o, como en ocasiones le asaltaba a este rapaz, en mitad de la ejecución de un ejercicio de matemáticas bajo la atenta mirada de un padre preocupado por el progreso en el expediente académico de su descendiente.

*** Acción que cumplía entre risas cada vez que los que le dieron la vida le decían aquello de “¡vamos, a cambiar de agua al canario!”. Y es que le divertía mucho ese tipo de expresiones, sobre todo, a la hora de dormir cuando, cada noche, una frase más ocurrente que las advenidas hinchaba la ya larga lista sobre la que abrigaba echar mano con sus propios hijos: “al tostadero”, “al sobre”, “al cine de las sábanas blancas”, ...

miércoles, 28 de noviembre de 2007

-hay dolores que duran más de un día, de una estación, de un año, de mil ciclos

-¿qué dolor puede durar tanto? nada puede... nadie podría soportar...

-hay dolores que se tienen para poder seguir viviendo y, aún así, me sigo llevando las manos a la cara cada vez que me veo en el reflejo de un espejo


Nacho Hevia

lunes, 26 de noviembre de 2007

alfileres


con marejada desordenada
caen tus párpados
en sorda percusión al cerrarse
como mil hirientes alfileres acerados
descolgándose de la piel de tus manos
atenazados en el íntimo grito de los pensamientos
hasta desbordarse





Nacho Hevia

viernes, 23 de noviembre de 2007


se acumula el polvo
(dice el literato, cansado de esta figuración tan manida)
y uno sólo quiere echar la cabeza sobre un respaldo,
donde el polvo ya es calandrajo espeso,
como cerrojo de gualdrapa en sus párpados


Nacho Hevia
(foto de SEFARAN)

jueves, 22 de noviembre de 2007



con el color del cobre

tu siesta contornea y figura tu retrato

describiendo la satisfacción de tu descanso

Nacho Hevia

viernes, 16 de noviembre de 2007

No sabes cómo, cuándo, qué fue lo que... sólo intuyes razones que tornan en culpas, cómplices de la soledad que te rodea y te pone a prueba para ver cuán fuerte eres, si es que, a caso, necesitares superarte y no sólo ser un sumiso paciente que aguanta sin pensar hasta dónde decir basta.

No lo sabes pero, ya para qué, si, después de esto, seguir preguntando es un maquiavélico placer tan agresivo como desear volver a Kansas a tres golpes de tacón.


Nacho Hevia

martes, 13 de noviembre de 2007

AMJAD

La La La Human Steps

Amjad

coreógrafo: Édouard Lock

MERCAT DE LES FLORS

Dates: del 14 al 17 de novembre

Horaris: 21 h. (diumenge 19 h)

Preu: 20 €

Sala: MAC

Inspirant-se en ballets del període romàntic, l’audaç i eclèctic coreògraf Édouard Lock ha creat Amjad, interpretada per nou ballarins amb gran força i versatilitat que dominen les tècniques tant del ballet clàssic com de la dansa contemporània. Amjad combina poesia, música i tradició, a la música i la dansa actuals. L’espectacle compta amb la música en directe interpretada per un pianista, una violoncel·lista i dues violistes.

Inspirándose en los ballets del periodo romántico, el audaz y ecléctico coreógrafo Édouard Lock ha creado Amjad, interpretada por nueve bailarines con gran fuerza y versatilidad que dominan las técnicas tanto del ballet clásico como de la danza contemporánea. Amjad combina poesía, música, tradición, adaptados a la danza y música actuales. El espectáculo cuenta con la música en directo interpretada por un pianista, una violoncelista y dos violinistas.

jueves, 8 de noviembre de 2007

martes, 6 de noviembre de 2007

El Pozo


El Pozo



Cada vez que salía de su casa no podía evitar atravesar el camino del pozo. Necesitaba verlo y saber que seguía ahí, que no lo habían destruido de acuerdo a las nuevas normas de urbanismo, que el viejo pozo negro del camino continuaba donde siempre había estado.

Lo llamaban el pozo negro porque todos los que se acercaban a él y se asomaban a su interior tan sólo contemplaban una profunda oscuridad ni siquiera debilitada por la luz del mediodía.

Nadie sabía desde cuándo se encontraba el pozo ubicado en esas tierras áridas sin edificar, en medio de barriadas obreras en las que ni siquiera el espacio vacío que lo circundaba era utilizado por los niños para sus juegos de cuerdas y balones. Pero tampoco a ninguno de los que se cuestionaban la existencia de esta construcción les preocupó el futuro de aquel montón de grises piedras. Ahí estaba, nada más.

Algo tenía aquel pozo que le atrapaba su atención, que le enredaba los pensamientos y que le obligaba a rodearlo cada día... y cada día estaba más convencido de que en algún momento le absorbería.

El pozo... el pozo... el pozo... “...¿qué demonios tensan las hebras de mis sufrimientos anegándolas entre sí? ¿qué tiempo me falta en este placer? ¿qué concurso sinérgico excita mis motivos? ¿qué cintas granas? ¿qué agua? ¿qué espacio? ¿qué espacio? ¿qué ridículos adentros me persiguen hasta fuera de mí? ¿qué susurros sobre mi almohada? ¿qué respaldo amontonado? ¿qué muslos heridos por haber sido rosas desordenadas? ...”

Y las lágrimas descendían de sus ojos cóncavos, más deprimidos en su centro que en las orillas, llegando hasta sus labios, temblorosos y desunidos en sus flancos, con el sabor salado de las mucosidades enseguida diluidas.

Lo considerable se perdía a favor de una sola consideración y el decaimiento de sus conceptos devueltos en corruptos criterios viciaba su voluntad de desahogo prisionero.

¿Qué vega confiaba la fertilidad de su vehemencia contenida? ¿Qué prórroga le detuvo en el suceso que retrataba la amargura de su dechado ahora trocada en inminencia?

No buscaba una conclusión que condenara su locura, ni la resignación que produciría la aceptación de su estado cuando con la decisión de los impulsos de su ánimo interrumpió en la arquitectura que tanto le obsesionaba.

El pozo... Descendía por él mientras pensaba en su cama hecha, los libros ordenados de su estante, el suelo barrido y fregado, en su silla de la ropa del día siguiente, en la cazuela de pescado que prepararía al regresar... y se reía... “¿cómo puedo pensar en estas cosas?”

El pozo...






Nacho Hevia

domingo, 4 de noviembre de 2007

señor de sí


señor de sí en la concupiscencia
probándose en los haceres de estragos de la mente,
en los procesos cognitivos conscientes,
esperando la luz y la hora en el novilunio de la cenicienta
para dejar el juego cuando las fichas se deslizan
por donde no resbalan ya sus manos
Nacho Hevia

viernes, 2 de noviembre de 2007


La compañía Raravis presenta ‘...de San Vito’

Del 6 al 10 de noviembre, la compañía fundada por Andrés Corchero y Rosa Muñoz, estrena ...de San Vito, una coproducción del Mercat en la que cinco intérpretes buscan una riqueza expresiva más allá de la forma.

Dates: del 6 al 10 de novembre de 2007
Horaris: 21 h.
Preu: 15 €
Sala: MAC

Mercat de les Flors

Lleida, 59
08004 Barcelona

Tel. + 34 93 426 18 75

t.mercatflors@mail.bcn.es
www.mercatflors.org

martes, 30 de octubre de 2007

lunes, 22 de octubre de 2007

De Barcelona al cielo...

Os dejo aquí unas fotos de Barcelona que hice viajando camino de Santa Cruz de Tenerife, bueno, de su vista del mar, desde el avión... Ante esta muda grandeza no apostillaré nada junto a las imágenes...




viernes, 19 de octubre de 2007

No es eso...no.

No, no es eso... no. Se trata de un espacio que no es el mío y, por mucho que me asegure sobre mis pasos, no logro salir de él... de ellos.

Y me acechan e invaden sus palabras, sus gestos... sus miradas, llenas de miedo ante quien puede desdibujar el reflejo que les da consuelo, clavándose en mi cuerpo como alfileres propulsados por sus gritos.

Aquí nos hallamos todos, buscando lo que no encontraremos porque no será nunca nuestro... Por eso me alejo, conmigo, con mis muertos, donde nadie me reclame ni me pida consejo.


Nacho Hevia

jueves, 18 de octubre de 2007

CCCB ---> "WORLD PRESS PHOTO"<---


(Foto: Spencer Platt, USA, Getty Images)

del 16 de octubre al 11 de Noviembre de 2007
Horari:
De lunes (festivos) a domingo de 11:00 a 20:00.
Jueves de 11:00 a 22:00

CCCB: Montalegre, 5 - 08001 Barcelona - Tel. 93 306 41 00 - Fax 93 306 41 01
___________________________________________________

L'exposició World Press Photo, coneguda mundialment per tractar-se de la principal mostra itinerant de fotoperiodisme, exhibirà les obres guanyadores del concurs anual que porta el mateix nom.
La esxposición World Press Photo, conocida mundialmente por tratarse de la principal muestra itinerante de fotoperiodismo, exhibirá las obras ganadoras del concurso anual que lleva el mismo nombre.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Marcos del Valle en Concierto

Tenemos mucho que celebrar este viernes...

Casi lo del estreno de su nueva web www.marcosdelvalle.com es lo de menos. El caso es que como en toda fiesta-concierto marca de la casa que se precie, habrá versiones de ayer y hoy, mezcladas con temazos del mañana como Piel con piel, Mordaz o Peter Pan. Joselito pondrá el arte y yo los gallos. Todo regado con copas a buen precio, para que no me protestéis. Aprovecho la ocasión para recordaros que la Marketa “Futuro Pasado” ya se encuentra disponible sólo en conciertos, porque en la Fnac se han agotado todas.

El consejo de Gallardón es que vengáis en metro, para tomaros copillas tranquilamente y que vuestros hijos no hagan la comunión mientras aparcáis. El sitio os sorprenderá.

DATOS:
Viernes 19 de Noviembre 22:00h
LE MOULIN ROSE
c/Hernán Cortes 21 Metro Tribunal-Chueca
0 yenes (al cambio 0 céntimos de €uro)

Más datos del concierto y últimas vivencias como siempre en
Y por supuesto, echad un ojo a su nueva web, para criticarla o sugerir cambios www.marcosdelvalle.com
Os esperamos a todos los que queráis o podáis venir (a los que no queráis, es mejor que no vengáis)

martes, 16 de octubre de 2007

BARCELONA: LUGARES Y GENTES..... "De espaldas a todo"


Hay bares tristes. Infectos de una espesa y acalorada bruma marrón o grisácea, cargada de indiferencia, de la que se hacen huéspedes opositores ávidos de cigarrillos que empapelan mesas cojas con temarios fotocopiados y subrayados hasta el desgaste.


Y un silencio de páginas de periódico acartonado se erige como segundero muerto del tiempo ingrávido de su estancia.

Hay bares de gente sola con una misión secreta que se llevan a sus casas (o a otros bares) cuando estos cierren su puertas.

Nacho Hevia


lunes, 15 de octubre de 2007

Abraham Hurtado al Mercat de les Flors (Barcelona)



Abraham Hurtado
I was there


Dates: del 19 al 21 d'octubre de 2007
Horaris: 21 h. (diumenge 19 h.)
Preu: 15 €
Sala: OM


I was there neix a partir dels records i experiències de sis dones de diferents edats, contextos culturals, idiomes i experiències. Aquests mons s’uneixen i entren en conflicte a través de les reaccions físiques del cos per jugar amb l’espontaneïtat. I cada situació donarà lloc a un llenguatge coreogràfic específic, confluint diferents llenguatges en funció de la necessitat de cada situació. Abraham Hurtado viu i treballa a Berlín. El 2005 va iniciar la seva col·laboració amb Meg Stuart, amb qui ha estat assistent de coreografia. Ha participat en workshops realitzats per coreògrafs com Lloyd Newson / DV8, David Zambrano o Jordi Cortés i ha treballat amb companyies com La Fura dels Baus i Sol Picó. En 2007 ha fundat el seu col·lectiu Forzar Salida.


Una hora abans de l'inici de l'espectacle, es podrà veure en el hall del Mercat una vídeo-instal·lació d'Hurtado que conté quatre vídeos, amb els següents títols:

- Intento tranquilizarme. No es fácil

- la falda negra no funciona, no se ve la sangre

- Torre de ladrillos con brazo y cabeza de ella sola

- Puedo volver al mutismo


Para ver los vídeos haz clik en el siguiente enlace




sábado, 13 de octubre de 2007

El Ballet National de Marseille al Mercat de les Flors



Ballet National de Marseille.

Frédéric Flamand / Dominique Perrault
La Cité Radieuse

Dates: de l'11 al 14 d'octubre de 2007
Horaris: 21 h. (divendres 12 i diumenge 14 a les 19 h.)
Preu: 20 €
Sala: MAC


La Cité Radieuse (La ciutat radiant dissenyada per Le Corbusier, Marsella, anys cinquanta) és la tercera part de la trilogia sobre les relacions entre cos i ciutat desenvolupada per Frédéric Flamand. En les dues obres anteriors va comptar amb els arquitectes Zaha Hadid i Thom Myane, i en La Cité Radieuse ha treballat amb Dominique Perrault, qui ha declarat que "el que m’interessa és crear llocs, no pas construir edificis". Les dues obres anteriors de la trilogia, Metapolis i Plan K, també es van presentar al Mercat de les Flors en temporades recents. Aquest últim espectacle és probablement el més coreogràfic de Flamand; a partir de les idees de Le Corbusier, és una reflexió sobre la brutal transformació de la ciutat davant la globalització i els no-espais com els aeroports, centres comercials... símbols d’una època dominada per les comunicacions i que condueix, paradoxalment, a la incomunicació.Frédéric Flamand va fundar el 1973 el grup Plan K, amb el qual qüestiona la representació del cos humà integrant a l’espectacle les arts plàstiques i l’audiovisual, creant nombroses obres. Ha estat director del Ballet Reial de Valònia, del Primer Festival Internacional de Dansa Contemporània de la Biennal de Venècia i des de l’any 2004 és el director del Ballet Nacional de Marsella.



miércoles, 10 de octubre de 2007

café, azúcar y mesa...

... y se desparrama el azúcar dibujando una constelación de cien estrellas eléctricas que esclosionan en el sueño que se tiene cuando no se quiere estar despierto ...


Nacho Hevia

(fotografía: cafetería en Jaume I, 10:30h)

martes, 9 de octubre de 2007

donde se hizo senda... (y III)



y nuestros pasos

se aunaron en la oquedad del surco

de los que ya cruzaron

donde el camino se hizo senda



Nacho Hevia

donde se hizo senda... (y II)

donde el camino se hizo senda
guirnaldas de ramas clamaban
al ritmo de nuestros pasos
Nacho Hevia

lunes, 8 de octubre de 2007

donde se hizo senda

mano
en mano

por el camino

cruzándonos los hombros

donde se hizo senda

Nacho Hevia



(fotografía: Cuenca, 6 de octubre de 2007)

viernes, 5 de octubre de 2007

soy lo que me ves...

creamos los dioses


cuando los humanos empezamos a adorarles


como tales




soy lo que me ves


porque tus ojos así lo dicen



Nacho Hevia




sábado, 29 de septiembre de 2007

ZERO DEGREES

Zero Degrees
Kram Khan y Sidi Larbi Cherkaoui mezclan sus talentos para crear una pieza en la que expresan sus propias y duales identidades

del 28 al 30 de septiembre en el Mercat de les Flors - Barcelona


AKRAM KHAN COMPANY & LES BALLETS C. DE LA B.

Fechas: del 28 al 30 de septiembre de 2007 Horarios: 21 h. (domingo 19 h)

http://www.akramkhancompany.net/ http://www.lesballetscdelab.be/

Artistic directors/Choreographers/Performers Akram Khan and Sidi Larbi Cherkaoui

Composer Nitin Sawhney

jueves, 27 de septiembre de 2007

LUNA LLENA


hay a quien no le interesa ver la luz,
a mí no me interesa ver la luz...
en las sombras ves todo

(fotografía: 26/09/2007 23:00h desde el balcón de mi casa;
la luna más brillante que nunca con relámpago al fondo)

viernes, 21 de septiembre de 2007

No sólo de actor vive el hombre...(hoy en día)

Cómo no sólo de actor vive el hombre... tengo la necesidad económica de ocupar mi tiempo en otros menesteres. A saber: para cubrir gastos alquiler, estudios, alimentación, ocio, etc, he trabajado de modelo de dibujo, de profesor, de animador infantil, de mozo de almacén, de guardarropa, de auxiliar de producción para eventos, de dependiente, de librero, de... y muchos más "de x" que por su ingente número no recuerdo ahora.

Actualmente llevo, en calidad de responsable, una tienda de ropa en el mítico barrio del Born, en Barcelona.

Se llama EL GANSO y vendemos nuestra propia ropa para hombre y mujer, diseñada por los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián.







Podréis encontrar de todo: zapatillas, botas, calcetines, cinturones, pantalones, bermudas, camisas, vestidos, levitas, tres cuartos, abrigos, gorras, tirantes, carteras, monederos, maletas, corbatas... Vamos, que si queréis podéis salir vestidos de arriba a abajo.
El estilo es british pero con los colores propios del Mediterráneo.
Visita nuestra web para ver las colecciones!



Uno de los puntos fuertes de la tienda es su decoración: es como estar en el salón de tu casa.
En fin, aquí estoy esperándote por si quieres pasarte a comprar algo para renovar tu vestuario o simplemente para charlar un rato.



EL GANSO BARCELONA
c/Bonaire 6
EL GANSO MADRID
C/Fuencarral 2

miércoles, 12 de septiembre de 2007

BARCELONA: LUGARES Y GENTES -PLAYA DE CHERNOBIL-


La Playa de Chernobil... Junto a la estación de Tram "Sant Adrià de Besòs" hallamos esta playa de fácil acceso.


Es un lugar idóneo para descansar, salir de la ciudad, tomar un baño en sus aguas claras e incluso conocer gente




No suele haber más de veinte personas y la razón, quizá, sea el hecho de encontrarse frente a las chimeneas de la antigua central termoeléctrica de Sant Adrià


La imagen de esta central tras de ti es impre- sionante. Un gigante de cemento que te cubre las espaldas mientras miras el horizonte...



Tiene su propio espigón aunque, lamentáblemente, está
enrejado y tiene prohibido su acceso. No obstante, bucear entre sus columnas de hormigón puede ser muy divertido y excitante



Esta playa es de carácter nudista, si bien al lado izquierdo de la misma hay otra playa donde os sentiréis igual de cómodos si sois más de bañador



Son muchos los artistas que trabajan los bloques de cemento piramidales desper- digados a lo largo de sus arenas





Aprovechad estos últimos días de verano que nos quedan para conocer o volver a
la Playa de Chernobil...