martes, 8 de enero de 2008

propósitos

Este fin de semana pasado en la radio hablaban de los propósitos para este nuevo año que ha comenzado, tema repetitivo cada vez que hay un comienzo. Animaron a los oyentes a participar en el programa a presentar los suyos: gimnasios, dietas, lectura, etc... nada me sorprendió. Me quedé pensando en qué podría haber propuesto yo, qué propósito quería para mí. He aquí el mío:
No tener una respuesta sencilla a cuan grande es la tierra que pueden pisar mis pies

2 comentarios:

marcos dijo...

Yo también pensé lo mismo...

por una parte están los sencillos, los alcanzables, tratar de ser más educado con tu entorno, perder algo de peso, sacarme el carnet de moto, terminar la nueva maqueta...

pero luego se empiezan a complicar y se mezclan con los deseos (que no propósitos) centrarme que es que pretendo en mi vida, hacia dónde quiero caminar, que quiero alcanzar, proyectos, sueños, sacar lo que tenga que salir de dentro, ser más honesto, etc...

y al final te empiezas a bloquear y a verlo todo como el año anterior...

yo creo en las listas, más que nada porque ayudan a verbalizar los propósitos y deseos y a servirnos de referencia para el año siguiente...

así que hagamos una...

Alex dijo...

Yo no creo mucho en este tipo de listas,mas que nada porque luego no las cumplo.
Creo que mas que pensar,"hacia donde va mi vida",hay que elegir un camino y no arrepentirse nunca,sacar lo positivo del viaje y una vez alli mirar que es lo que hay.
La vida no es para pensarla,es para vivirla.