miércoles, 7 de enero de 2009

una a una

imagen, imagen
todas las imágenes
una a una
todas las imágenes

no sé cómo pararlas
si quiero que paren

una a una
rama a rama

se agolpan
cansadas

clavadas 
por gritos 
de alfileres

en una retina
que nunca
se acaba


Nacho Hevia

10 comentarios:

Tristancio dijo...

...es que nuestros días están encerrados en un zootropo, que un niño travieso hace girar sin parar.

Un abrazo.-

Gabriela dijo...

Sera que el clima invernal, tiene esa cadencia poética, lenta y fragmentada?
Que se sostiene fragilemnte con alfileres?

El invierno, tambien parece ser un estado emocional...
Besos que te sumen calidez

Terapia de piso dijo...

Tenemos un inventario de imágenes inacabable. A unas recurrimos muy seguido, otras las buscamos y están las que aparecen cuando menos queremos.

José Roberto Coppola

Nacho Hevia dijo...

TRISTANCIO:

me encanta la palabra zoótropo... y más aún el aparato en sí, que, como tú, hacía girar de niño cada vez que uno caía en mis manos (porque nunca tuve uno propio...snif, snif, jeje)
besos!
___________________________________

GABRIELA:

todo se suma...besazos, guapa!
___________________________________

TERAPIA DE PISO:

y por qué negarlas...no?

Stultifer dijo...

Hare Krisna
Hare Krisna
Rama rama
Hare hare

Nacho Hevia dijo...

STULTIFER:

ay, si no fuera por estas risas...
las risas también son un mantra, no?
jajaja
jaja
jajaja
jaja

pues sí, y uno muy bueno

RAÚL dijo...

y abriendo los ojos? ese carrusel de imágenes se escuda detrás de los párpados. mejor algo de luz.

Bárbara dijo...

Somos generadores de imágenes más que de palabras. Por eso tantos silencios.

Saluditos

guillermo esteban velasquez dijo...

A veces las imagenes luchan feroces con nuestras palabras juegan una carrera infernal que nos tiene en el medio y nos hacen sufrir y gosar de la belleza y de la mentira. Abrazos. guillermo

Nacho Hevia dijo...

GUILLERMO:

somos el campo de batalla de nuestras desdichas

un besazo enorme