miércoles, 23 de abril de 2008

llega un momento...

Llega un momento en que la luz te tiende sus propias trampas para negociar con ella y dejar de ver fantasmas.


Llega un momento en que la sombra es la única que no te engaña porque se muestra tal como es, el dolor descansa entre sus lágrimas y no te da instrucciones para seguir viviendo.


Nacho Hevia

9 comentarios:

RAÚL dijo...

uf! para ser una "bagatela" el texto tiene una profundidad del demonio, amigo nacho.
feliz día literario, literato!!

Venus dijo...

La oscuridad como bien he dicho a menudo, es parte de todos y cada uno de nosotros.

Solo tenemos que saber si queremos quedarnos en tinieblas o buscar la luz que nos seque las lágrimas.

Venus.

kappyqueens dijo...

Querido Nacho:primero darte las gracias por visitar mi blog y decirte que he pasado un rato muy agradable viendo el tuyo.
Con tu permiso te e agregado a mi blog.
Besos de javier.
pd. profundo y cierto tu post.

Nacho Hevia dijo...

Raúl: lo cierto es que cuando creé la sección de Bagatelas no estaba pensando en su su significado lexicográfico(cosa de poca sustancia o valor). Las Bagatelas que yo escribo vienen más a ser como pequeños textos. Es decir, hago una referencia a la forma más que al fondo, por lo que bien podrían ser Bagatelas de Alma (breves textos desde la hondanda de mis pensamientos). Vaya, bueno, que me estoy liando. Ya sabes lo que quiero decir, jejeje.
Besos!

Venus: gracias por tu visita y ser partícipe de mis textos con tus palabras. Será un placer pasearme por tus luces y tus sombras. Bienvenida y gracis por abrirme un camino en tu blog.

Kappyqueens: Javier, es un deleite pasearme por tu blog y saberme visitado por ti. Eres gratamente bienvenido. Me agrada que sientas cierto este post; que ni tú, ni yo, ni tantos otros seamos tan distintos. Una amiga mía italiana, Delfina, me decía: somos tan iguales que nos hacemos infinitamente diferentes. De ahí nuestra gracia y peculiaridad, nuestra manera de dar luz entre las sombras.
Besos mil!

Mario M. Relaño dijo...

Dentro de la profundidad del texto, que como siempre me ha encantado, creo que una sombra, a veces, puede ser tan mentirosa como la luz.¡
¡No te fíes ni de tu propia sombra!

Muy bueno, Nacho.
Besos.

Glosa dijo...

Hola Nachito, muchas gracias por tu recorrido por mi blog, ahora estuve mirando un poco mas el tuyo... igual falta ahondar un poco mas ya que fue un vistazo fugaz.. Todo por culpa del tiempo que me corre.
En verdad me gusta mucho seguir recorriendote por aqui asi que cuando me instale plenamente ahondare...

Por ahi es necesario pasar un tiempo en penumbras para descubrir cosas que la luz enceguecedora no te deja apreciar con claridad, lo ideal es conocer los dos lados para luego poder mantenerse en equilibrio con uno mismo y con el todo.

Un beso grande me ha gustado muchisimo!!!
Migue

Glosa dijo...

Efectivamente hoy es el dia de las letras aca en la Argentina...

Variación

El remanso del aire
bajo la rama del eco.

El remanso del agua
bajo fronda de luceros.

El remanso de tu boca
bajo espesura de besos.

Federico garcía Lorca

Nacho Hevia dijo...

Miguel:
Lorca...mi amante. ¿Quién si no para celebrar el día de las letras?
Gracias por "ahondar" por mis letras.
Besos con sol, Miguel!

Peter Mc Cut dijo...

menos mal que el dolor no da instrucciones para seguir viviendo, seria terrible vivir en base a él, no?.
Me gusta lo que escribis Nacho... ah, te agregué a mi lista de blogs favoritos.
cudiate, un saludo!