domingo, 20 de diciembre de 2009

MICROCUENTO: TE QUEDAS VACÍO

TE QUEDAS VACÍO

Para que nadie se entere de que me he marchado cierro las palmas de tus manos sordamente, consumo lo que te resta de vigor devolviéndote al frío, paralizo tus párpados como cuando un reloj decide dejar de adelantar segundos y me arrastro con el aire que liberas, quedándote vacío.
Para no tener que ser yo quien les diga que me he ido, dejo que se haga cargo una máquina con su continuo pitido.


Nacho Hevia

FOTO: Nacho Hevia

7 comentarios:

Gabriela dijo...

Que placer llegar y encontrar tu micro cuento...
Interesante dejar a otros las despedidas...a mi nunca me ha dado resultado!

dondelohabredejado dijo...

Los vacíos y las despedidas, qué fuerte.
Tu relato es maravilloso y transmite muchísimo. Me ha encantado leerlo. Te extrañaba.
Un abracito.

Pará Adumá dijo...

¿De regreso con una despedida?

Interesante micro cuento.

Otro abrazo.

Nacho Hevia dijo...

Gabriela, Marina, Pará... Gracias por leerlo con el corazón...

Tristancio dijo...

Lo terrible es cuando nadie se da cuenta de que te has ido... creo que a eso se le llama olvido y suele ser más devastador que el rito de las despedidas.

Yo prefiero las bienvenidas...
(Se te extrañaba).

Deric dijo...

Espero que el conte no tingui res a veure amb la teva vida perquè és molt trist, potser perquè la buidor m'espanta.

Nacho Hevia dijo...

TRISTANCIO:

Qué razon tienen tus palabras... y qué demoledoras...
Yo también extrañaba este espacio y a los que en él me visitan...
________________________________

DERIC:

No et preocupis per aixó, no te res a veure...
Abraçada!