domingo, 27 de diciembre de 2009

MICROCUENTO: POLVO EN LAS CORTINAS

Polvo en las cortinas

Mientras recojo mi destino del frío suelo de la cocina el arroz se quema en la cazuela, mis hijos esperan en la escuela y las cortinas acumulan más polvo que ayer. Y me asusto al pensar que lo recojo para alguien que quizá tenga otra cocina con baldosas que esperan ser lustradas para albergar nuevamente todo aquello que nunca fui. Decido dejar caer mi destino en el mismo sitio donde quince años atrás lo deposité para que no se me vuelva a pegar el arroz, para no llegar tarde a la salida del colegio de los niños otra vez y para lavar las cortinas que ocultan todos mis porqués…

Nacho Hevia

8 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Deja ya ese destino y créate uno que valga la pena!!!

Abracitos.

Nacho Hevia dijo...

MARINA:

eso es lo que le digo a la prota del relato! besos!!!!!

Gabriela dijo...

destinos...
Solo hay qure re-crearlos!

Besos Nacho, que comiencres MUY bien tu año!

Tristancio dijo...

Si dejamos que el polvo se acumule, no nos queda otra que escribir nuestra historia sobre él...

Pero por sobre los destinos tristes, te deseo buenas fiestas y un mejor año venidero.

Abrazo.-

Javier dijo...

Finalmente supeditamos todo a que no se queme la comida y a ocultar el polvo en las cortinas hasta que estas se cansen de guardar silencio y haya que lavarlas. Somos seres pobres y hacemos lo que podemos.

Te dejo un abrazo, Nacho. Espero que este 2010 sea un año muy creativo y con gran felicidad.

Javier

Deric dijo...

les cortines poden amagar moltes coses

Gabriela dijo...

tus microcuentos, pintan gente...

Observados...todos, eh!

Nacho Hevia dijo...

un abrazo a todos!!!
gracias a todos por venir, por quedaros...