viernes, 30 de mayo de 2008

POSIBLE



hiciste que (todo)
fuera posible

hasta tu muerte

y practicante (de tu fe)
me lo creí



Nacho Hevia

jueves, 29 de mayo de 2008

tacto

dónde se encuentra el efecto
de tu cuello con mi cuello
de nuestra piel comulgando


mi simple oración
ahora es mi tacto

Nacho Hevia

miércoles, 28 de mayo de 2008

te deseo tanto... (poema completo)

aquí lo tienen...
con aquellos tres versos que se perdieron desdibujados en el frágil soporte que termina siendo una servilleta de cualquier bar...
para todos aquellos que lo pidieron...



te deseo
tanto
como el ansia
de vida
de una brizna de hierba
entre el asfalto
de una calle empedrada
empedrada...
como me has
abandonado
y en pendiente
como una vieja
calle lisboeta


Nacho Hevia
(ahora sólo espero
no haber decepcionado
a nadie...)

martes, 27 de mayo de 2008

ESCENAS MUSICALES: "VOLVER" 2006




Volver

Director: Pedro Almodóvar

Guionista: Pedro Almodóvar

Casting:

Penélope Cruz ...Raimunda
Carmen Maura ...Irene
Lola Dueñas ...Sole
Blanca Portillo ...Agustina
Yohana Cobo ...Paula
Chus Lampreave ...Tía Paula
Antonio de la Torre ...Paco

Canta: Estrella Morente

domingo, 25 de mayo de 2008

coproducción

lo que se fue generando desde un lado y otro del océano

Y quise ser pájaro
y terminé siendo sombra.
A la sombra de tu mirada

pasando por tus huellas,
con alas caídas para borrarlas...
con pies sangrantes
por los guijarros
que antes fueron lágrimas

sin asombro, ni desesperación,
sombra silenciosa que escapó del viento,
de tu cuerpo y de la luz

porque hasta donde llega el horizonte,
más allá de cualquier norte,
te encuentras tú


El Humanista y Nacho Hevia

(idea surgida de AQUÍ -ver también comentarios)

miércoles, 21 de mayo de 2008

RELATO

CABARET
(O EL INSOMNIO DE LAS CALLES VACÍAS)


“Hay días en los que la tristeza es ofensiva y desgarra a jirones y otros en que es lenta como la pereza. Y no hay palabras para este frío o para el repentino sobresalto del dolor que puedan aliviar el ahogo.”

“Continúo con mis raíces desangradas y sin rincón donde llorarlas. Los relámpagos se reflejan en mis techos iluminando los límites de los contornos de cuatro paredes custodias de la herencia legada antes de mi último nacimiento que aparece como un porte de propósitos en mis doradas manos conductoras.”

“Qué más quiere que le diga... por favor. Qué más quiere que le diga.”

Aquel día regresó por inéditos caminos de la ciudad de la que pretendía escapar. Tan vieja era esa urbe para su corta vida que se asombraba con las tiendas apenas inauguradas en las sabidas vías de sus paseos y de las que se alejaba preguntándose “¿qué había antes ahí?” sin poder si quiera recordarlo en los revividos pasos que mudaban ahora en trancos de calzada ajena; con los nombres de las calles de personas perfectamente anónimas para él y sobre las cuales, a causa de la emponzoñada desgana, nunca llegaba a consultar en su compacta enciclopedia de no-sé-cuántas-mil nuevas entradas; o con los tendales de ropa en los balcones de pisos exteriores de novísima construcción (edificios levantados con formas imposibles para su orientación y un ladrillo visto, ora cenizos, que tratara de transferirles una antigüedad desprovista cercana a los años setenta) repletos de mudas color entre bayo y trigueño. Le sorprendía pensar cómo las bragas y calcetines, a pesar de los óbices que las nuevas arquitecturas les brindaban, se manifestaban victoriosas con la simple defensa de un clavo en el alfeizar y una cuerda verde adquirida, casi más como un souvenir abaratado de cualquier todo a 0’60€ que como un aparejo propio de ferretería, ante los peatones y transeúntes que, en un acto de tregua, alzaban la mirada más allá del asfalto de la metrópoli.



te deseo
tanto
como el ansia
de vida
de una brizna de hierba
entre el asfalto
de una calle empedrada
empedrada...
...
...
...
como una vieja
calle lisboeta


Guardó la composición estampada a lápiz sobre la servilleta que a su vez asistía a la necesidad de posavasos entre las páginas de su cuaderno de hojas blancas sin cuadrícula que, inerte a sus ojos, decoraba la mesa en la instantánea del efebo muchacho tomador de café en vaso de caña.

Tres versos, casi al final de la poesía originalmente impresa, quedaron desdibujadas por lo frágil del material para su edición y es por ello que su reproducción haya quedado incompleta como un recuerdo difuminado con un tintineo de lágrimas por su no recuperación.


“No. Nadie puede velar el insomnio de las calles vacías de aquel que pretende huir de ellas. Ni descubrir el germen de las palabras perfumadas que no desean ser dichas por su interlocutor, escapista de comparecencias dilapidadoras de vehemencia. Querer revelarlas es buscar formarlas con las letras hervidas de una sopa que fermenta y enmohece con el calor de la propia omisión del olvido. Ni promover la versatilidad de estados como si de mercancías devaluadas se tratase.”


“Los recuerdos retornan sorpresivamente desparramados sobre el suelo de la misma manera que al sacudir unos pantalones para lavarlos una fina estela de lluvia de arena de playa cae desde los bolsillos hasta la base de tus pies y al recogerla con tus manos descubres miles de puntos de color que no pudiste distinguir sobre ese blanco sucio uniforme salpicado de algas y piedras que aquel verano depositó en tus prendas temeroso de su olvido”

“Puedes olvidarte de recoger el sobre que alimenta tu café que viaja con la corriente de una puerta abierta más allá del alcance de tu mano aun habiéndote propuesto recuperarlo del mármol que acoge desde la temprana hora de los desayunos una variada colección de otros tantos sobres de azúcar, chicles, servilletas, palillos para los dientes, cigarrillos rubios, negros, recién encendidos y arrojados precipitadamente o con la boquilla incluso apurada hasta el extremo por unos labios que pareciera hubieran sido pintados con carmín a brochazos.”

“Puedes olvidarte de ese comentario tan importante preparado en el trampolín de tu boca que en el curso de tu interpelación hubiese supuesto un giro brusco, adecuado y a tu favor frente al resto de argumentos interpuestos por los intervinientes de una conversación de la que deseas salir arrepentido de alguna observación propia que invitase a la predecible incomodidad en la que te encuentras.”

“Puedes olvidarte de estos detalles fácilmente, pero ni el verano ni las estaciones en las que se prensó el aceite permiten el despojo de su recuerdo que el tiempo tratara de arrebatar con una victoria que de antemano honra a la eternidad desde que ésta fue consagrada con el amor de nuestras almas.”


¿Quién te hizo de océano, pequeño naufrago de ochenta y ocho teclas de mar? Nadie comprende tu regazo magenta de albahaca y muerte. ¿Adónde caminas, insomne, con un jardín de flores secas en la hornacina de tu vientre?

Reanudó su particular singladura avanzando por la, invisible al vórtice de miradas extrañas, senda de piezas de mosaico (¿o más bien se le devenían en arcilla blanda sin cocer?) al ritmo de una guitarra tañida en las escaleras de emergencia intrínsecas a cualquier patio interior o callejón trasero de primitivos filmes hollywoodienses tintados por la mezcla de granulados matices cárdenos, glaucos y bermejos como respuesta a su actual coloración a la que, después de varios compases medidos por las zancadas de sus piernas, se le unen violines que relajan la marcha y animan al susurro de la melodía de las vocales. La concentración del paso cedió a favor de las cadencias tangibles para unos ojos cerrados y en la improvisada escala de su ageométrico trayecto y con el beneplácito de los arrullos graves y monótonos de aventuradas palomas optó, mientras entreabría sus párpados dejando la abertura de dos listones de persiana, por la prórroga como un gesto de generosidad para sí mismo.


“Discúlpeme. ¿No podría hacer una excepción y permitirme fumar durante el rato que esté con usted? Le aseguro que lo haría todo más fácil. No, ya veo que no. ¿Y cambiar de disposición los muebles? Quizá con la nueva perspectiva encuentre un punto de apoyo que... bueno, que me permita... ya sabe.”


Aquella tarde fue la última vez que se dirigió a alguien en forma de diálogo. Clausuró el tiempo de los parlamentos. Llegó la ocasión de no participar en la primera máxima del lenguaje para no ser ni emisor ni receptor de un mensaje que se le apetecía incorpóreo para cualquier soporte.

Después se acogió a la determinación de desvanecerse para atravesar las fronterizas líneas de lo real; si no podía escapar de ellas desaparecería eclipsando su estado de las intransigentes leyes de la medición.

Quizá en el mundo que no recogen los cartógrafos halle nuevos perímetros que trasciendan las lindes de los cánones de la racionalidad. Quizá allá, donde se rompe la regla de unidad de tiempo y espacio, se permita cambiar de disposición los muebles en un universo de perspectivas. Quizá los abandonados tordos métodos disciplinados de comunicación transmuten en la ligera forma del compás de soplos transparentes que descansan en el centro de los sueños. Quizá la vacua inexpresividad de su rostro seco y apolillado como el fondo de una buhardilla, otrora secreto escondite infantil para los compartidos juegos de la imaginación, venza la erosión del rictus con el despegue de los labios para la recepción del efecto del tacto.

Quizá descanse donde los cuerpos se reclinan en el níveo y áureo espacio reservado para los héroes.





Nacho Hevia

Viñetas: ERLICH


Erlich para El País Digital

lunes, 19 de mayo de 2008

la calle no está vacía


la calle no está vacía,

languidece ausencias
tabaco y cerillas

la calle no está vacía,
atesora soledades
en cada esquina


Nacho Hevia


sábado, 17 de mayo de 2008

más que el tiempo

como un párvulo con el tiempo,
saltando espacios y acontecimientos;
paro y miro atrás, entonces me digo:
¿acaso no quisiera mostrarle todo esto?



ideas, pensamientos, aforismos e inteligencias varias

Hola a todos. Fabio, un argentino afincado en La Coruña, es el creador del espacio "De esto sí se habla" (ver aquí), un lugar de encuentro entre distintas opiniones y posiciones amparadas bajo el paraguas del respeto a la intervención. En su blog, Fabio destila ideas, pensamientos, aforismos e inteligencias varias, y es por ello que os invito a todos a visitar su espacio.

Este comunicador y amigo me ha otorgado el "Maledicto de oro", un premio que nace de su ironía y buen humor. Este premio "tiene como fin agradecer la buena onda en todo este tiempo, vertida en comentarios, visitas, apoyo, etc... etc... en el que han sabido compartir el humor como instrumento de juego y/o comunicación. tiene como fin agradecer la buena onda en todo este tiempo, vertida en comentarios, visitas, apoyo, etc... etc... en el que han sabido compartir el humor como instrumento de juego y/o comunicación" (palabras del autor-creador) por lo que me honra ser elegido (junto a otros tantos) por mis comentarios vertidos en su espacio de discusión.

Demos cuerda al respeto, al buen humor y a la inteligencia!!!

Viñetas: El Roto


El Roto para El País digital

miércoles, 14 de mayo de 2008

martes, 13 de mayo de 2008

lunes, 12 de mayo de 2008

viernes, 9 de mayo de 2008

todo va a ir bien

todo va a ir bien,


como cuando naciste

y fuiste origen


a la manera

de las marejadas


con el acorde

sin partitura


en cadencia de

estación viniente


con la suerte

de un suspiro,


todo... va a ir bien



Nacho Hevia

EL ROTO

EL ROTO para elpais.com

jueves, 8 de mayo de 2008

microcuento: como flor recién brotada

Mi otra alma…

Mi otra alma llegó tarde.

Vino a mí como flor recién brotada.

Se presentó, sin embargo, cuando ya no la esperaba.

Mi otra alma me dijo:

- nunca es tarde si aún tienes vida para otras cien vidas y guardas la esperanza.

Mi otra alma, la que se mostró tarde, era mi hermana.

Nacho Hevia

15º MEMORIAL DEL SIDA -BARCELONA-

15º MEMORIAL INTERNACIONAL DEL SIDA
"NO ABANDONIS MAI, NO OBLIDIS MAI"
"NO ABANDONES NUNCA, NO OLVIDES NUNCA"
organiza: Projecte dels noms (proyecto de los nombres)
Barcelona 2008
Sábado 17 de mayo de las 12:00 a las 20:00h. Avda. de la Catedral.
Domingo 18 de mayo a las 11:00h en el Memorial permanente del SIDA del Parque de Motjuïc.


Este acto quiere ser un recordatorio de las personas queridas que se han perdido a causa del sida y también un estímulo para que la población de todo el mundo se anime a discutir, reflexionar y actuar activamente en relación a este grave problema de salud.
El Memorial tendrá lugar de forma simultánea en 119 países de todo el mundo y en él participarán cerca de 50 ONG-sida del estado español y más de un centenar de entidades ciudadanas.
En la Avenida de la catedral de Barcelona durante todo el sábado día 17 habrá puntos informativos, se exhibirá el Tapiz Memorial del Sida y se leerán los nombres de las personas que han muerto como consecuencia del VIH, y el domingo 18 se procederá a realizar la ofrenda floral y el acto de clausura en el memorial Permanente del Sida en, situado en el Jardín de Aclimatación del Parque de Montjuïc.
Para más información: pdn@hispanosida.com



miércoles, 7 de mayo de 2008

ESCENAS MUSICALES: "I will follow him" Sister Act (1992)



SISTER ACT (1992)

Director:Emile Ardolino

Guionista: Joseph Howard

Intérpretes:
Whoopi Goldberg
Maggie Smith
Kathy Najimy
Wendy Makkena

martes, 6 de mayo de 2008

tu mirada

Tu mirada
abraza
mi desnudez
en la sombra,
sombra
más oscura
que una sombra,
de la celda
compartida




Nacho Hevia

sábado, 3 de mayo de 2008

tu viaje a OZ

OZ


¿A quién se le ocurriría salir a regar las coles cuando la pequeña Dorotea había sido absorbida por un tornado en medio de las vastas praderas de Kansas? A tía Emma.

“¿A qué parte del mundo vas? ¿A qué maravilloso mundo de Oz?”

La constante presencia de tío Enrique en el umbral de la preocupación no te impidió, pequeña Dorotea, la virtud de toda la imaginación, felicidad y alegría del mundo gris que descubriste en la orfandad de la evolución.

Aquella mañana fui a ti realizando el camino de mórbido recorrido seguro de que tus pasos por la senda de baldosas amarillas terminaba y de que poco quedaba ya para que descubrieses que, donde la bondad iguala a la hermosura, entrechocando los talones de tus frágiles zapatos de plata tres veces, un ciclón de armónicos susurros cadentes te llevarían más allá de los inmensos violines, más allá de la palabra recuerdo, más allá de todos los nacimientos... pero no más allá de mí... no más allá de mí...

No... No voy a preguntarte por qué no regresaste a casa diciendo “llevadme a casa, donde tía Emma”, mi dulce. Hay quienes saben a dónde y cuándo deben irse. Encontraste... reencontraste tu fabuloso y mágico mundo donde te aguardaban otros tíos Enriques y otras tías Emmas. Y no te culpo por dejar las verdes praderas de Kansas... no... Nadie puede quejarse por no descubrir el camino de ladrillos amarillos. Tú lo viste con ojos entornados, con una madeja de zarzas en cada gota de sangre y la fuerza de golpetazos de mil martillos en el pecho y sólo volvías la cabeza para decirnos adiós con la suavidad de tres notas en la palma de tu mano.

Estés donde estés... no te hallas más allá de mí...

viernes, 2 de mayo de 2008

ESCENAS MUSICALES: Liza Minnelli en Cabaret (1972) - Maybe this time




Maybe this time, interpretado por Sally Bowles.


Cabaret es una película musical estadounidense del año 1972, basada en la novela Adiós a Berlín de Christopher Isherwood. Fue dirigida por Bob Fosse, y protagonizada por Liza Minnelli y Michael York. Cabaret surgió cuando el cine musical ya estaba prácticamente desaparecido, e hizo que la gente se volviera a fijar en este género.

Antes de llevarse a la pantalla, Cabaret fue un musical de gran éxito en Broadway. La película cuenta con numerosos números musicales intercalados en la acción e interpretados en el Kit Kat Club, el club sobre el que gira la historia. Legendarios son los números de Liza Minnelli, Mein Herr, Maybe this time, Money, Money, que interpreta junto al Maestro de Ceremonias y el inolvidable Cabaret toda una declaración de principios. La propia Minnelli se encargó de dar vida al personaje de Sally en las posteriores repeticiones del musical que Judi Dench había estrenado en las tablas londinenses en el año 1967.