sábado, 3 de mayo de 2008

tu viaje a OZ

OZ


¿A quién se le ocurriría salir a regar las coles cuando la pequeña Dorotea había sido absorbida por un tornado en medio de las vastas praderas de Kansas? A tía Emma.

“¿A qué parte del mundo vas? ¿A qué maravilloso mundo de Oz?”

La constante presencia de tío Enrique en el umbral de la preocupación no te impidió, pequeña Dorotea, la virtud de toda la imaginación, felicidad y alegría del mundo gris que descubriste en la orfandad de la evolución.

Aquella mañana fui a ti realizando el camino de mórbido recorrido seguro de que tus pasos por la senda de baldosas amarillas terminaba y de que poco quedaba ya para que descubrieses que, donde la bondad iguala a la hermosura, entrechocando los talones de tus frágiles zapatos de plata tres veces, un ciclón de armónicos susurros cadentes te llevarían más allá de los inmensos violines, más allá de la palabra recuerdo, más allá de todos los nacimientos... pero no más allá de mí... no más allá de mí...

No... No voy a preguntarte por qué no regresaste a casa diciendo “llevadme a casa, donde tía Emma”, mi dulce. Hay quienes saben a dónde y cuándo deben irse. Encontraste... reencontraste tu fabuloso y mágico mundo donde te aguardaban otros tíos Enriques y otras tías Emmas. Y no te culpo por dejar las verdes praderas de Kansas... no... Nadie puede quejarse por no descubrir el camino de ladrillos amarillos. Tú lo viste con ojos entornados, con una madeja de zarzas en cada gota de sangre y la fuerza de golpetazos de mil martillos en el pecho y sólo volvías la cabeza para decirnos adiós con la suavidad de tres notas en la palma de tu mano.

Estés donde estés... no te hallas más allá de mí...

14 comentarios:

Germanico dijo...

Que lindo. El Mago de Oz, el Gran Mago de Oz, una fábula, y Dorotea que siempre tuvo en sus pies la sibilidad de irse y no lo sabía.

"Hay quienes saben a dónde y cuándo deben irse". Me gustó esa frase. Parece una de esas frases de Borges o Cortázar o Neruda que resumen buena parte del universo.

Saludos

Nacho Hevia dijo...

Germánico:
"El Mago de Oz" es una fantástica historia. Aquí me sirvo del viaje de Dorothy para narrar en este mini relato otro tipo de viaje...
La comparación con estas dos bestias de las letras me sonroja... jejeje Gracias!
Besote grande que te envío con tres golpes de talón!

RAÚL dijo...

mago tú, por diOZ!

Mario M. Relaño dijo...

Expléndida comparación con Oz... en un viaje que huelo a retorno triste, porque no fue del todo el programado. Donde, a veces, viajamos sin saber muy bien donde o lo que nos encontraremos.
Pero, donde como muy bien dejas entrever, la puerta queda abierta a un futuro encuentro.

Besos de sábado matutino con sabor a café...

pati dijo...

Yo no voy a quejarme, pero voy a buscar esos zapatos de plata por si acaso descubro el camino de baldosas amarillas.

Besos, Nacho.

F e r n a n d o dijo...

Veo a los amigos aquí que captan a la perfección la historia y sus hilados. Qué bueno que haya gente soñadora y dispuesta a caminar sobre baldosas amarillas.

Tres golpes de talón en zapatos de plata. Quién pudiera hacerlo y encontrar ese camino que no todos se animan a transitar no?.

Hermano te mando un saludo cordial desde mi tierra y me quedo pensando en esto:
"Estés donde estés...no te hallas más de mí".
Felicitaciones Nacho por acompañarnos en el sentir y predisposición a soñar en amarillo. Conozco gente así y le doy gracias a Dios. Son bribones y bellacos a veces, pero buena gente!

Mis saludos cordiales para vos.

Nacho Hevia dijo...

Raúl:
gracias por tu comentario tan mañanero! Oztiaz!
Abrazos grandes!

Mario:
Qué poco podemos programar, ¿verdad? la vida viene como se nos da, sin avisar y de nada sirve estar prevenidos, porque la vida aparece por cualquier flanco (y de eso seguro que ya sabes...)

Gracias por esos besos con aroma a café y como ya llevo dos cafeteras...eso es un montón de besos!!!

Pati:
A veces son zapatos de plata o de rubíes, otras veces son sandalias e incluso descalzo...mientras tengamos los pies dispuestos a dar un paso tras otro...
Besos, guapisima!!!

F e r n a n d o:
Como en el cuento de L. Franck Baum, en el camino de baldosas amarillas nos encontraremos amigos dispuestos a caminar de la mano, riendo y cantando, valientes ante las adversidades, comprensivos y respetuosos ante el dolor. En la senda de este blog las baldosas son más que amarillas... porque todos los que entran aquí traen su propio color, lo cual enriquece aún más este espacio.
Gracias a todos. Gracias a ti.
Aquí en Barcelona los caminos se están empezando a tornar dorados y es que el sol ha vuelto a mirarnos de frente.
Saludos y abrazos.

Gabriela dijo...

Senderos amarillos siempre hay, lo que hace falta a veces es dejarse llevar por el tornado...

Besos

Nacho Hevia dijo...

Gabriela:
tienes la sabiduríe e ingenio de una madre
Gracias por compartirlo aquí!
Besos!!!

Florecita dijo...

Hola Nacho!!!!

Dejar a Kansas, tal vez por decisión propia o por un tornado... es el inicio de un viaje... viaje hacia el encuentro de las cualidades que nos hace adquirir el camino... el Mago de Oz un pretexto para sabernos fuertes, compasivos, flexibles, corajudos, inteligentes, llenos de amor... la sabiduría de esta historia... el camino que cada uno toma y como lo que está dentro se desplaza hacia afuera, hacia los demás justo cuando uno hace, zass, zass, zass y se deja llevar por la magia...

Un saludo desde mi pedacito del Caribe...

Haldar dijo...

Hola Nacho:
Es mi primera vuelta por tu mundo, y mira, me encuentro con Oz. Justo hace un par de dias me compre el DVD de esa maravillosa peli...
Creo que cada uno de nosotros tiene su mundo de Oz.

Un abrazo...

Nacho Hevia dijo...

Florecita:
la mujer "más feliz que una perdiz"!!!
me alegra saber que tu alegría se contagia! como también me alegra verte por aquí!
la magia... qué importante es que creamos en ella...somos energías arrastradas por tornados o transformadas por simples gestos...
un beso desde esta ciudad del mediterráneo!

Haldar:
Tienes toda la razón...hay tanto mundos de Oz como personas hay en la tierra.
Bienvenido a este espacio!
por cierto, me ha encantado tu último post (he aprovechado para leerte antes de contestarte) el teléfono suena pero el dolor pesa
Saludos

Glosa dijo...

Hola es una hermosa historia la de Dorotea... es una de mis preferidas por que da para tanto... tantas cosas pasan o podrian llegar a pasar en ese mundo.. tanto como en el de Alicia.
me gustan tanto los paisajes de este cuento, todo lo que va aconteciendo en los alrededores de ese camino amarillo..fenomenal... yo hice una serie sobre este cuento.. que bajon que no tenga fotos, pero siempre uno se queda corto ya que es tan nutrido.
No he leido nunca el cuento original y tu??. Dorotea lleva una gallina?', adoro esa gallina... jjii.
Bueno no sigo ... por que no paro mas.. te encargo las zapatillas de rubi... te mando tres cajitas llenas de besos, abrazos.. la nº1 para la mañana, la 2º para la tarde y la 3º para cuando sale la luna... no los derroches, o si.. como gustes.. adio!!

Nacho Hevia dijo...

Lo bueno de los cuentos (clásicos y no tan clásicos) es que están llenos de metáforas, enseñanzas, magia... Son como evangelios profanos, jejeje.
Me traes tres regalos! Eres el tri-alter ego de los reyes magos! Yuju!
Soy un impacoiente y me cuesta administrar! jejeje
gracias, Miguel
Besos voladores que esquivan tornados llegan hasta ti!